¿Qué pasa cuando usas Opioides Recetados para el Dolor?

Los analgésicos narcóticos, conocidos también como opioides recetados para el dolor, ayudan a calmar el dolor y hacen que te sientas relajado y contento. Pero también tienen efectos secundarios muy serios:

EFECTOS A Corto plazo

EFECTOS A Largo plazo

 

                                                                                                                            

Otras maneras efectivas de manejar tu dolor

Los medicamentos opioides para el dolor no son la primera opción para manejar el dolor crónico, excepto para pacientes que estén en tratamientos para el cáncer, en cuidado paliativo o en los últimos días de sus vidas. Habla con tu médico sobre cómo manejar el dolor sin necesidad de medicamentos opioides. Algunas las estas opciones podrían ser aún más efectivas, brindándote mayor beneficio con el menor riesgo posible.

 

Tratamientos que puedes hacer por tu cuenta

Tratamientos por profesionales de la salud

 

                                                                                         

Habla

con tu médico

Todo paciente debe hacer ciertas preguntas al recibir una nueva receta. Esto es especialmente importante cuando tu médico, dentista u otro profesional de la salud te recetan un medicamento opiáceo, ya sea hidrocodona, oxicodona, codeína o morfina.

Para más información presione las burbujas.

¿Por qué necesito este medicamento? ¿Es el adecuado para mí?

Esta conversación podría iniciar así: “Mi condición me está causando dolor. ¿Cuánto tiempo espera que dure? ¿Qué medicamento me está recetando? ¿Es un medicamento opioide para el dolor? Si es un opioide, ¿existen opciones sin opioides que pudieran ayudarme a aliviar el dolor mientras me recupero?

¿Por cuánto tiempo debo tomar este medicamento?

Averigua cómo y cuándo abandonar o ir disminuyendo el uso del medicamento opioide para el dolor. Pídele a tu médico que te recete la dosis y la cantidad más bajas que puedas necesitar, y averigua cuándo debes llamar para un seguimiento y si están haciendo el efecto deseado.

¿Cómo puedo reducir el riesgo de sufrir los posibles efectos secundarios de este medicamento?

Toma tu medicina tal y como la recetó el médico. Si continúas sintiendo dolor, llama al médico; no tomes una dosis adicional. Aprende a identificar los efectos secundarios graves para que sepas cuándo debes llamar al médico o acudir al hospital. También, pregúntale a tu farmacéutico si tu receta incluye una guía informativa para el paciente.

¿Y si en mi familia hay historial de adicción?

Comparte con tu médico si en algún momento has fumado, utilizado alcohol, sustancias controladas o has experimentado adicción a las drogas. También debes decirle si alguien en tu familia ha tenido problemas de uso indebido de sustancias, alcoholismo o drogadicción.

¿Cómo debo guardar mi medicamento opioide para evitar que caigan en manos ajenas?

Si tienes niños en casa —desde pequeños hasta adolescentes— considera la posibilidad de guardar tus medicinas bajo llave. Incluso una dosis accidental de un analgésico opioide para el dolor indicada para un adulto puede causar una sobredosis mortal en un niño. Además, evita que los adolescentes y otros integrantes o huéspedes del hogar procuren analgésicos opioides para un uso que no sea médico. Hay gente que busca en los botiquines de los baños con la intención de robar estas medicinas.

¿Este medicamento podría interactuar con otros medicamentos que tomo para la ansiedad, consiliar el sueño o convulsiones?

Hay alimentos, bebidas, o suplementos que no mezclan bien con ciertos medicamentos ya que pueden alterar cómo el medicamento se absorbe en el sistema. Además, tomar ciertos medicamentos a la vez pueden causar efectos secundarios inesperados o peligrosos. Por eso, es muy importante que le digas a tu médico todas las medicinas que estás tomando, sobre todo aquellas recetadas para tratar la ansiedad, los problemas para dormir o las convulsiones. Incluso las medicinas que sólo tomas ocasionalmente podrían interactuar con el analgésico opioide para el dolor. Pregúntale a tu médico sobre todas las posibles interacciones.

¿Qué debo hacer con los medicamentos opioides que no utilice?

No los guardes por si sientes dolor más adelante. Los opiáceos que te sobren pueden caer en las manos de personas que uno nunca esperaría que los agarraran: amistades, parientes, e incluso tus hijos o sus amigos.

Si no hay un programa de recolección de medicamentos cerca de usted, la FDA ha creado instrucciones de cómo desechar diferentes tipos de medicamentos para que nadie se exponga accidentalmente a los opioides en tu hogar.

¿Puedo compartir este medicamento con alguien más? ¿Por qué no?

No, tu receta es para ti solamente. Tu médico toma en consideración muchos factores al momento de recetar opioides para el dolor o cualquier otro medicamento. Lo que es seguro para ti podría causarle una sobredosis a otra persona.

 

                                                                                        

si te recetan un medicamento opioide…

                                                                                        

Muchas de las muertes por sobredosis de medicamentos opioides suceden en el hogar.  Tener el medicamento naloxona a la mano, un medicamento tipo antídoto que revierte una sobredosis por opioides, puede ser clave para salvar una vida.  Este se mercadea bajo los nombres Narcan® o Evzio®.

Una sobredosis por medicamentos opioides recetados para el dolor puede causar la muerte por paro cardiaco o paro respiratorio.  Las personas que han desarrollado una dependencia o adicción a estos medicamentos pueden caer en sobredosis al no seguir las indicaciones médicas o buscando obtener una sensación de bienestar prolongada o sentido de euforia.  Tener naloxona accesible en una emergencia – en sus versiones intranasal o autoinyectable – puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. 

Conoce dónde se consigue y cómo utilizarlo. En Puerto Rico, se emitió una orden administrativa para que las farmacias puedan vender naloxona sin receta médica y para que personal de primeros auxilios y de primera respuesta pueda utilizar naloxona en casos de emergencia – Bomberos, Policías, Paramédicos, y Auxiliares de Paramédicos.  La naloxona también puede estar disponible a través de organizaciones que brindan apoyo a la comunidad con adicción a drogas.

Información sobre Naloxona – Centers for Disease Control and Prevention

 

Orden Administrativa 402 – Departamento de Salud de PR – Autorizando a las Farmacias la venta sin receta de Naloxona y Autorizando el uso de naloxona por Personal de Servicios de Primeros Auxilios. 

Orden Administrativa 412 – Departamento de Salud de PR – Autorizando a Organizaciones No-Gubernamentales y de Servicio Comunitario a poseer y orientar sobre la utilización de Naloxona para rescatar a alguien que esté en peligro de sobredosis por opioides.

Aviso de la Oficina del Cirujano General de los EE. UU. sobre la Naloxona y las sobredosis de opioides para el dolor  – Department of Health and Human Services

 

Recursos para Profesionales de la Salud

CDC Guidelines on Prescribing Opioids for Chronic Pain

CDC Guidelines on Prescribing Opioids Fact Sheet At-a-Glance

NIDA MED – Resources for Health and Medical Professionals from the National Institute on Drug Abuse

CDC Vital Signs – Life-Saving Naloxone from Pharmacies